¡ENVÍO GRATIS A TODA ARGENTINA LLEVANDO 3 LIBROS!

Soy Laura, crecí en un barrio tranquilo, jugaba en la vereda y pasaba los veranos esperando escuchar al vendedor de helados desde el balcón. Tuve una infancia feliz. Me recibí de abogada, trabajé durante toda la carrera e hice posgrados en el país y en el exterior. Estoy casada con Mariano y tengo dos hijas maravillosas que son el alma de este proyecto: Julia y Lola. Con ellas traigo los recuerdos de mi infancia y no puedo evitar reconocer que cosas que daba por sentado, son en definitiva aquellas bases sobre las que pude construir mi propia familia. Sin saberlo, viví una infancia de derechos cumplidos. Siendo mamá, en un mundo cada vez más complicado, me esfuerzo en darle a mis hijas lo mismo que recibí: el amor de una familia contenedora y respetuosa, educación, asistencia, alimentación y posibilidad de juego.

Escribir cuentos empezó como un juego con ellas y fue creciendo en busca de un objetivo mayor. Me fui dando cuenta de la capacidad que tienen los chicos de tomar conciencia de sus derechos a través de la lectura y del juego. Estoy convencida que podemos darles más herramientas para hacer valer sus derechos y generarles un futuro mejor. También para mirar el mundo de una forma más empática y activa cuando vean que esos derechos, que aprendieron y sienten propios, no se cumplen. Creo que el conocimiento es, sin dudas, el motor del cambio y con este proyecto busco generar herramientas para lograr una sociedad más justa y más tolerante.

Nuestros cuentos infantiles se inspiran en los Derechos de los niños y niñas, buscando que ellos los identifiquen y conozcan.

Florencia Figueroa, diseñadora gráfica e ilustradora estuvo a cargo de darle vida a nuestros libros infantiles sobre los derechos de niños y niñas.